Trump dijo que «la pandemia de 1917» puso fin a “la Segunda Guerra Mundial” ¿Es cierto esto? Te lo explicamos

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, nos tiene acostumbrados a frases célebres y algo disparatadas. Este lunes, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca tuvo más de un percance. El mandatario tuvo que interrumpir su discurso abruptamente, porque se reportó que un tirador estaba fuera de la residencia. A su retorno, continuó con la reunión y lanzó un comentario con datos equivocados.

Mientras comentaba sobre la pandemia del nuevo coronavirus, dijo que “lo más parecido es en 1917, ellos dicen, la gran pandemia. Ciertamente, fue algo terrible donde se perdieron entre 50 y 100 millones de personas. Probablemente terminó la Segunda Guerra Mundial, (pues) todos los soldados estaban enfermos”.

Para alguien con conocimientos de historia, lo dicho por Donald Trump es totalmente ilógico. Considerando que la pandemia, mal llamada gripe española, inició en 1918 –y no en 1917, como afirma- y la Segunda Guerra Mundial, en 1939, es decir 21 años después.

Ante lo dicho por Trump hay dos alternativas: la primera, que realmente los efectos de la pandemia de 1918 alcanzaron hasta la Segunda Guerra Mundial, y la segunda, que Trump se confundió de conflicto y en realidad se refirió a la Primera Guerra Mundial, que cesó en 1918. Aun así, ¿habrá sido determinante para que sea motivo para acabar la guerra?

Para resolver todas estas dudas, RPP Noticias se contactó con dos historiadores y docentes de la Pontificia Universidad Católica del Perú, la profesora Magally Alegre y el profesor Sandro Patrucco. Ambos afirman que lo dicho por Trump es falso, pero ahondan en detalles a continuación.

La pandemia no fue clave

La docente Magally Alegre explica que “la influenza o mal llamada gripe española se empieza a expandir, en una primera ola, entre los meses de abril y mayo de 1918 cuando todavía las tropas estaban concentradas en Europa”. Y hay que tener en claro que la guerra termina en noviembre de 1918. 

Agrega que “la primera ola es muy benigna en términos de mortalidad con lo cual se expande muy rápidamente entre las tropas y campamentos militares, pero no llega a tener una influencia. No llega a tener el número de bajas alarmantes”.

Por el mismo punto va el docente Sandro Patrucco, quien reconoce que la “pandemia de 1918 tuvo una influencia en el número de bajas, pero el aumento de la gripe viene a ser en el tiempo de paz. El mismo presidente estadounidense Woodrow Wilson se enferma en la conferencia de Versalles. Y estando en Versalles se cae desmayado”, detalla. 

El profesor explica que la pandemia de 1918 es mal llamada gripe española, porque en realidad, el virus de la Influenza A del subtipo H1N1 ya se había asentado en Estados Unidos antes de llegar a Europa. “Se llama gripe española, porque las potencias en combate no querían llamar la atención sobre sus tropas. No publicaban noticias sobre la gripe. Los españoles, que eran neutrales, y sí publicaban noticias sobre la gripe”, detalla.

Así se acabó la guerra

El hecho de que la pandemia haya aparecido por aquel entonces no tiene que ver con el fin de la guerra, para Magally Alegre, “sino que la pandemia afecta en el regreso de las tropas con una carga viral, y lo que va a hacer es complicar la expansión del virus a lo largo del mundo”.

La Primera Guerra Mundial ya era insostenible. Y con la entrada de Estados Unidos en esta, “como una gran fuerza renovada en términos de capital y tropas que no habían estado durante cuatro años atrapados”, ponía en jaque a la Triple Alianza liderada por alemanes, sostiene la historiadora. 

“Las economías de estos países llegan a un límite y no se puede exigir a la maquinaria, a los soldados, a la población, exponer el esfuerzo de los hombres (…) Hay un punto en que ya esa situación no se puede mantener” y esto motivó el fin del conflicto, según Patrucco. 

El historiador añade que “por otro lado, estaba la situación de que estos imperios estaban actuando en defensa de lo que eran sus posesiones coloniales. La guerra impedía que ejercieran un dominio sobre sus dominios coloniales”. Al final, Alemania terminó sin colonias. 

En conclusión, estas sumas fueron lo que realmente hizo que se pusiera fin a este conflicto armado. Sin embargo, Sandro Patrucco opina que si bien la pandemia de 1918 no llegó a influir hasta la Segunda Guerra Mundial, “desde un punto de vista, se podría decir que la epidemia de la Primera Guerra Mundial tiene efecto hasta los días de ahora”. El mantener distancia y el cuidado para que nos desinfectemos permanecen. “Si uno lee el periódico de 1919 aparecen las mismas discusiones de hoy en día”.