Sudáfrica: Hallan camas de hierba de hace 227 000 años en un yacimiento arqueológico

Un equipo de investigadores ha hallado en un yacimiento de Sudáfrica lechos o camas de hierbas y cenizas realizados por humanos hace unos 227 000 años, lo que supone el descubrimiento más antiguo de este tipo.

«Es ambiguo para nosotros si realmente eran camas para dormir o si eran simplemente para adecentar el espacio donde estaban trabajando y viviendo en la Prehistoria», detalló hoy a Efe Paloma de la Peña, arqueóloga española y una de las investigadoras de este estudio.

«En buena lógica, una de las hipótesis que lanzamos en el artículo es que fueran precisamente para el descanso, para dormir, por eso decimos camas«, señaló esta experta en Prehistoria que trabaja para la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo).

El hallazgo tuvo lugar en el yacimiento conocido como Border Cave, situado en el este de Sudáfrica (muy cerca de la frontera con Esuatini, antigua Suazilandia), y se publicó este viernes en la revista Science, según informó la Universidad de Witwatersrand en un comunicado.

«Gavillas de hierba, pertenecientes a la subfamilia Panicoideae, se colocaron ‘ex professo’ en el fondo de la cueva, a modo de camas, sobre lechos de cenizas. Hoy en día, los restos de estas camas de hierba son apenas perceptibles a la vista», indica el texto.

El hallazgo es inusual porque «el uso de plantas en el registro arqueológico prehistórico» se puede describir muy rara vez debido a «la deficiente preservación orgánica de la mayoría de los yacimientos arqueológicos».

El yacimiento de Border Cave, sin embargo, es una excepción dadas las «excelentes condiciones» de preservación de las plantas encontradas.

En el artículo publicado hoy, el equipo de investigadores -que también cuenta en sus filas con la paleobotánica española Irene Esteban- teoriza que las camas de hierba se ponían deliberadamente sobre lechos de ceniza, no solo para crear una base libre de suciedad para dichas camas, sino también para aislar las camas y repeler a potenciales insectos.

Fueran propiamente camas, lechos a modo de «esterilla» para trabajar o para descansar o incluso ambas cosas, el descubrimiento refleja capacidades cognitivas complejas de los homínidos ya por aquella época.

«Es muy interesante porque, en términos cronológicos, está muy cercano a la aparición del ‘Homo sapiens’ (hace 300.000 años) y uno de los grandes debates dentro de la Prehistoria es si cuando aparece el ‘Homo sapiens’ eran complejos desde el principio», indica De la Peña, si bien precisa que hay que recordar que por esa época también había en África otras especies, como el «Homo naledi».

«Yo creo que son ‘Homo sapiens’, lo asumimos, pero no necesariamente. Lo que es interesante es que denota complejidad desde un momento muy antiguo», puntualiza la investigadora española.

El estudio de Border Cave fue realizado por un equipo multidisciplinar de expertos de la Universidad de Witwatersrand, el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS, en sus siglas francesas, Universidad de Burdeos) y la Université Côte d’Azur de Francia, el Instituto Superior de Estudios Sociales (Tucumán, Argentina) y el Real Instituto de Patrimonio Cultural (Bélgica).

(Con información de EFE)