Mon Laferte: “Si hay un lugar en el mundo al que me gusta ir y que amo, ese es Lima”

Para Mon Laferte no parece haber género que sea incapaz de explorar. Sus colaboraciones con Plácido Domingo, Inti Illimani y Carla Morrison son prueba de ello y su reciente tema “Que se sepa nuestro amor”, al que se une la voz del mexicano Alejandro Fernández, solo confirma su versatilidad musical.

Su debut en la música regional mexicana, sin embargo, apunta a la realización de un nuevo álbum, fruto de su admiración por Chavela Vargas y el folklore del país azteca. “Este primer corte es la canción más festiva, de celebración”, dijo a El Comercio en alusión a su tema con ‘El Potrillo’.

Este disco es una declaración de amor, es gritar las cuatro letras de esa palabra y mucho mejor con una insignia de la música tradicional mexicana, de la ranchera, como Alejandro Fernández. Entonces me siento súper bien recibida y apadrinada. Si antes lo hice con los sonidos andinos, hoy estoy girando hacia los sones tradicionales de México”, añadió.

En el videoclip del sencillo, Laferte encarna a una diva de la era dorada del cine mexicano. “He pasado domingos enteros con mi abuela mirando películas del cine mexicano por la tele abierta de Chile. Entonces tengo un enamoramiento particular con estas divas, especialmente con La Doña, quise escenificarla, era una mujer de armas tomar”, indicó.

AMOR POR LIMA LA GRIS

En el 2017, Mon Laferte lanzó “La trenza”, quinto disco de estudio en el que se hizo patente un sentimiento andino que la misma cantante no sabe “de dónde procede”. “Ocurre que mi conexión con la cultura del Perú es tan fuerte que no la puedo explicar. A lo mejor tiene que ver con que gran parte de mi familia es del norte de Chile”, apuntó.

En ese sentido, la ganadora de dos Latin Grammy afirmó tener un idilio con la capital peruana y su música, y confesó haber visto, recientemente, un documental sobre Chabuca Granda, además de sentirse profundamente calada por la voz de Eva Ayllón.

Si hay un lugar en el mundo al que me gusta ir y que amo, ese es Lima. Amo Lima. A diferencia de ustedes, que odian el cielo gris, a mí me encanta. Lima tiene una poesía, una cosa que no sé cómo explicar. Tal vez por eso mis mejores canciones las he escrito estando en el Perú, ‘Tu falta de querer’, por ejemplo. Me encanta cantar valses y tengo la playlist llena de criollismo”, contó.

Arturo Cavero, Oscar Avilés, Leturia y Velásquez, entre otras figuras de la música criolla fueron mencionados por la artista de 35 años, que se siente emocionada al recordar sus visitas por Lima y ver “ese desierto, ese mar salvaje, enloquecido, voraz y enorme”.

Con ese gris tan profundo, con su música, con su comida y su amabilidad. Con ese acento que es muy particular porque es neutro y muy bello también. Es como cuando te enamoras y ya. A lo mejor tiene que ver con el mar. Yo nací en Viña del Mar, que es muy gris también. Y tiene un mar muy violento. Entonces a lo mejor me recuerda mi infancia, o a mi abuela que es del norte de Chile y me hablaba del desierto y el mar, que son como dos opuestos, infinitos y enfrentados, pero en conversación”, puntualizó.