Metropolitano y corredores complementarios bajo la ATU: un cambio necesario para un sistema de transporte unificado [Análisis]

El 14 de septiembre el Metropolitano y los corredores complementarios pasarán a la administración de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU). La integración de ambos sistemas a la ATU fue publicada mediante la resolución Presidencia Ejecutiva Nº 127−2020−ATU/PE, en la cual se indica que el transporte urbano de Lima y Callao quedará bajo la administración de una única entidad para “Planifica, regular, gestionar, supervisar, fiscalizar y promover la eficiente operatividad del Sistema Integrado de Transporte en ambas ciudades”.

El objetivo de este cambio es ofrecer a Lima y Callao un gran sistema de transporte terrestre urbano de calidad y gran cobertura, limpio y moderno. Se firmaron, además, las adendas de cesión de posesión de ambos sistemas de transporte, convirtiendo a la ATU el nuevo concedente de los servicios del Metropolitano y Corredores Complementarios.

Desde Protransporte, institución que ejecuta el Metropolitano, explicaron cómo será esta nueva administración: “Protransporte dejará de existir y será absorbido al 100% por la ATU, en ese sentido la ATU va a asumir los bienes muebles y los bienes inmuebles, los pasivos y activos las obligaciones, los contratos los recursos y por supuesto el personal» señaló Juan Pablo de la Guerra, presidente de Protransporte.

La integración del sistema de transporte se dará a paso lento. “No ha sido fácil integrar estas instituciones de transporte en una sola, pero por suerte está llegando a su etapa final el 14 de septiembre. La ATU, ya viene trabajando en este proceso de integrar el sistema metropolitano del transporte, pero esto será paso a paso. El primer paso es que exista una sola autoridad del transporte, y luego es pasar todos los sistemas. Es importantes que el sistema y las concesiones crezcan”, dijo De la Guerra.

El Metropolitano transportaba, antes de la pandemia por el nuevo coronavirus, 700 mil ciudadanos a diario en los 300 buses troncales y 222 alimentadores que integran su sistema. “La nueva administración no significará alguna modificación en el servicio. Sí será el inicio de una mejora progresiva que beneficiará a los usuarios”, añadió. 

Desde los corredores complementarios, informaron a RPP Noticias que este cambio es favorable para el sistema de transporte. “El beneficio  es que vamos a estar ante una única autoridad para Lima y Callao, antes teníamos un problemas de competencias, en la autorización de rutas por ejemplo, y esto nos pone a la par de otras ciudades más avanzadas en otros temas, porque prácticamente la única  autoridad va a permitir que exista una planificación, gestión, regulación, y una supervisión, fiscalización del sector”, afirmó Ángel Mendoza, gerente de la Asociación de Concesionarios de Transporte Urbano, institución operadora de los corredores complementarios.

Otro beneficio es que las soluciones serán desde un punto de vista técnico, asegura Mendoza. “Al ser un ente técnico las soluciones para el transporte urbano se van a dar desde ese punto de vista, es decir, de carácter técnico y ya no con una injerencia política. Antes las municipalidades provinciales resolvían los temas primando lo político más que lo técnico. Y también se supera el problema del cambio de autoridades de alcaldes”, añadió.

Los cinco corredores complementarios antes de la pandemia movilizaban a 500 mil usuarios diariamente en sus más de 800 unidades, y actualmente reciben al 35% de los usuarios debido a las medidas para frenar contagios en medio de la pandemia.  

¿Cuáles serán los beneficios de este cambio?

Para Luis Quispe Candia, presidente de Luz Ámbar, organización experta en temas de transportes, este es un cambio necesario y positivo, que empodera a la ATU en la búsqueda de la unidad en el sistema de transporte.  “ATU tendrá la libertad y responsabilidad de gestionar la implementación del servicio integrado de transporte, es la razón de esta ley. Un servicio integrado de transportes es una red de buses unida al sistema de Metro, en que lo usuarios abordando al tren o al bus pagan un solo pasaje y tienen la posibilidad de hacer trasbordos para llegar a su destino pagando un solo pasaje”, sostuvo.

Para Alfonso Flores, gerente de Transitemos, organización experta en temas de transportes, el reto es la forma de pago. La verdadera integración se da cuando tenemos un solo medio de pago que permite a los usuarios, con una sola tarifa, hacer trasbordo, manifestó, y añadió que ese el principal reto a largo plazo, la integración multimodal de todo el sistema de transporte, algo que antes no se podía porque era administrado por diferentes estamentos.