Hombre que arrojó ácido a una mujer reconoce haber atacado a por lo menos 20

Esta mañana una víctima más de Edmundo Amado Sayas, el hombre que acostumbraba a atacar con ácido a varias mujeres, varias de estas usuarias del Metropolitano, acudió a la comisaría de Alfonso Ugarte para denunciarlo. Hasta el momento es la sexta mujer que ha tomado acciones legales contra esta persona de 36 años.

Luego de que RPP Noticias diera a conocer hace unos días dos casos de agresión, según testimonios de una enfermera y de una niñera, Edmundo Amado Sayas fue capturado en la estación Alfonso Ugarte del Metropolitano, en el distrito de Breña. Al momento de su intervención, esta persona llevaba una botella de aseptil rojo en la que escondía el ácido.

Según el coronel Roger Pérez, jefe de la División Policial de Lima, este hombre es casado, tiene una hija y ha reconocido haberle rociado ácido a, por lo menos, 20 mujeres. En su confesión, el sujeto ha dicho que hacía estos ataques «por diversión». Asimismo, dijo que, luego de que se hiciera un llamado a sus víctimas, varias mujeres acudieron a denunciarlo.

«Él dice que es por diversión, pero usar ácido para poderles quemar la ropa y causarles daños en la piel no es normal. Él ha sido sometido a un examen de pericia psicológica y vamos a ver cuál es el resultado (…) Esperemos que lleguen más víctimas para hacer la denuncia y formalizar. Él se encuentra en la división de familia de Independencia», explicó.

Cabe recordar que en el caso de la enfermera a la que este hombre le echó ácido, le provocó quemaduras de tercer grado. El líquido era tan nocivo que atravesó el grosor del pantalón tipo jean que llevaba puesto. En estos momentos, dos mujeres más están presentando una denuncia contra Edmundo Amado Sayas, quien permanece detenido.

Hace unos días, la joven madre Judith Varquez Hernández (37) denunció que un desconocido le arrojó ácido en sus glúteos y en una de sus piernas en la avenida Angamos, a la altura del puente del mismo nombre, en Miraflores.

En diálogo con RPP Noticias, la mujer, de nacionalidad venezolana, contó que el ataque ocurrió a pocos metros de la entrada de la Estación Angamos del Metropolitano. Según su versión, el sujeto se acercó a ella y, sin mediar palabra, le lanzó el ácido.

La joven contó que no sintió inicialmente los efectos del ácido, pero que a los pocos minutos empezó a sentir fuerte dolor y ardor en la zona afectada. Al llegar a su centro de labores, la mujer se quitó las prendas y verificó que el ácido había hecho un hueco en ellas y le había lesionado la piel.

“Me empezó a arder la parte donde me alcanzó, en algunas zonas de mi glúteo y en mi pierna izquierda. (El ácido) había deshecho mi pantalón y mi ropa interior también. Tengo heridas de quemaduras”, relató.