Cuba decreta toque de queda en La Habana y endurece medidas ante rebrotes de COVID-19

La Habana, el último bastión de la COVID-19 en Cuba, quedará bajo toque de queda por 15 días, medida con la que las autoridades tratan de contener un reciente rebrote en la capital, y terminar de arrinconar a la pandemia.

Se dispuso «prohibir la movilidad de personas y vehículos en el horario comprendido entre las 7 de la noche y las 5 de la mañana. No pueden transitar personas por nuestras calles», señaló el jueves a la TV estatal el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata.

La medida, que regirá desde el 1 al 15 de septiembre, limita también la atención en mercados hasta la 4 de la tarde, y limita la presencia de adultos y niños en parques y centros de esparcimiento.

Todo esto, de la mano de un incremento de policías en las calles. Además se controlará estrictamente los accesos y salidas de la ciudad.

Con 11,2 millones de habitantes, la isla ha logrado mantener a raya al nuevo coronavirus, con 3 806 contagios, 92 de ellos fallecidos y 3 195 curados, al cierre del miércoles, una situación favorable frente a varios de sus vecinos.

Sin embargo, de este total, más de 1 200 casos corresponden al último mes, después de un rebrote en La Habana. A mediados de julio la isla incluso llegó a tener una tasa de contagio de 0.6 personas por 100 000 habitantes.

Tasa de contagio se incrementa

Pero en agosto, el relajamiento de algunas medidas tras la reapertura gradual del país, ha llevado la tasa en torno a 6 por 100 000 habitantes en los últimos 15 días. Casi el 70% de los nuevos contagiados son jóvenes.

Ante ello, La Habana, de 2,1 millones de habitantes, debió volver al confinamiento, mientras la mayor parte del país ya transita hacia la normalidad. El transporte público está suspendido y se restringió la circulación de vehículos particulares.

Cuba, que tiene en el turismo a uno de sus principales motores económicos, mantiene sus fronteras cerradas desde marzo y al menos hasta inicios de septiembre, lo que ha golpeado su ya frágil economía.

El rebrote también retrasó el inicio de las clases escolares en La Habana, previsto para septiembre.

«Estamos ante un rebrote. Lo que nos sucedió en abril nos está sucediendo ahora en agosto. Una transmisión intensa, con un promedio de casos de 52 casos por día», dijo José Raúl de Armas Fernández, representante del Ministerio de Salud.

Paralelamente, Cuba inició este lunes el período de prueba en humanos de su proyecto de vacuna contra la COVID-19, la ‘Soberana 01’, cuyos resultados deben conocerse en febrero de 2021.

(Con información de AFP)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS

‘Todo sobre el nuevo coronavirus’. En este programa, el doctor Elmer Huerta comenta el anuncio de que en Perú se realizarán estudios clínicos de la vacuna contra la COVID-19: