Alejandro Toledo asegura que fiscales “manipulan” el proceso de extradición en su contra

El expresidente Alejandro Toledo aseguró este miércoles que la Fiscalía peruana está “manipulando” el proceso de extradición en su contra, el cual afronta en arresto domiciliario en Estados Unidos.

Según consideró, los fiscales han ido en contra del debido proceso al cerrar, el pasado 11 de agosto, la investigación y presentar la acusación fiscal, algo que el coordinador del Equipo Especial del caso Lava Jato, Rafael Vela, reconoció que favorecería el proceso de extradición.

(Los fiscales de Perú) cambian de opinión, manipulan los papeles y privan a mi abogado de todos los pedidos de información, rompiendo así el debido proceso” dijo Toledo a EFE en una conversación telefónica dos días antes de que se celebre una nueva vista del juez.

Toledo Manrique sostuvo que esta decisión solo cinco días después de haber solicitado una extensión de 78 días para poder recabar más información, pese a los contratiempos por la pandemia del nuevo coronavirus, indica que hubo una “manipulación” del caso.

«Vi esto muy amarrado. Hay un arreglo entre los fiscales y (la empresa brasileña) Odebrecht«, dijo Toledo, quien siempre ha sostenido que es víctima de una confabulación contra su persona en Perú.

Defensa del exmandatario

Esta decisión de la Fiscalía responde a que una de las líneas de defensa del expresidente es que todavía no se habían presentado cargos formalmente contra su persona, algo requerido por el tratado de extradición entre Perú y Estados Unidos para proceder en un caso así.

Incluso tras la presentación de la acusación fiscal el pasado 11 de agosto, Toledo y su Defensa mantienen que esta no constituye base legal para la extradición, debido a que antes debe ser aceptada por un juez en Perú.

En la vista que se realizará por videoconferencia este viernes, el abogado del exmandatario continuará con esta línea argumental y sostendrá que ha estado encarcelado primero y en arresto domiciliario ahora de forma injusta, por lo que solicitará al juez Thomas Hixson, que lleva el caso, que lo deje en libertad.

Toledo es investigado por presuntamente haber recibido hasta 35 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña con proyectos. Según la Fiscalía, el dinero lo recibía mediante el empresario peruano-israelí Josef Maiman, quien luego habría ingresado ese dinero en cuentas en Costa Rica, entre ellas de la empresa Ecoteva, fundada por la suegra del expresidente.

Maiman, quien reside en Israel, aceptó a fines del año pasado ser colaborador eficaz de la Fiscalía peruana, tras haber declarado que prestó las cuentas de sus empresas para recibir unos 35 millones de dólares de Odebrecht para Toledo.

Por ese motivo, el expresidente está imputado por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias, y desde febrero de 2017 tiene una orden de captura internacional y un mandato de 18 meses de prisión preventiva.

EFE

Suscríbete al newsletter de “Las cosas como son”

“Las cosas como son” es el editorial diario por Fernando Carvallo sobre la actualidad nacional e internacional.


Enviado de lunes a viernes